Cuatro Generaciones de la Familia Ueshiba [Spanish Version]

Mitsuteru Ueshiba Sensei in Hawaii

Traducción de Chris Li para Mitsuteru Ueshiba Waka-sensei
Waikiki Yacht Club, Honolulu Hawaii – Febrero de 2010

*This is the Spanish translation of the article “Four Generations of the Ueshiba Family“, provided courtesy of Juantxo Ruiz.

Aikido y el Aikikai, ¿Hacia donde se dirigen?

Mitsuteru Ueshiba (Waka-Sensei), bisnieto del fundador del Aikido Morihei Ueshiba, hizo su primera visita a Hawai en febrero de 2010.

Personalmente, he podido entrenar bajo tres generaciones de la familia Ueshiba; algunas personas en ese seminario, y muchos de mis instructores, han entrenado con los cuatro, comenzando con O-Sensei, y pasando de Kisshomaru Doshu a Moriteru Doshu, y de este a Mitsuteru Waka-Sensei .

El mismo Waka-Sensei es la primera generación de la familia Ueshiba que enseña Aikido que no ha tenido la oportunidad de conocer al Fundador.

Entre los que practican Aikido en todo el mundo hay muchas personas hoy en día que tienen rangos de Dan y que ni siquiera habían comenzado a practicar cuando Kisshomaru Doshu falleció.

Esto significa que finalmente estamos alejándonos lo suficiente del origen para ver lo que ha funcionado (y lo que no lo ha hecho) en la organización, y para ver que los lazos tradicionales que han mantenido unido al Aikido han llegado a un momento crucial de transición.

Ueshiba Family

Moriteru, Mitsuteru y Hiroteru
Tres Generaciones de la Familia Ueshiba
Fotografía de Ric Noyle, del folleto Aikido Celebration Hawaii 2011

Alexis de Tocqueville, el francés que viajó a Estados Unidos a mediados de 1800 y que publicó sus observaciones en el clásico “Democracia en América”, señaló que los estadounidenses tienen una propensión a formar y a unirse en asociaciones. Por supuesto, esto es realmente más un rasgo humano que algo específico de los Estados Unidos.

De esta manera, a medida que el número de practicantes crecía y el Aikido se expandía, se formaban organizaciones, asociaciones y federaciones.

Sokaku Takeda nunca tuvo realmente ningún tipo de organización, e incluso hay sospechas de que ni siquiera la estructura que existe en Daito-ryu sea algo creado por el propio Takeda. En cualquier caso, el hijo de Sokaku Takeda formó una organización después de la guerra, pero sería menos exitoso (en términos de organización) que la organización de posguerra encabezada por Kisshomaru Ueshiba: el Aikikai.

Tradicionalmente, el propio Aikikai se ha organizado y administrado siguiendo las líneas de una entidad tradicional japonesa estructurada verticalmente. Normalmente, cuando el jefe de una organización fallece, los miembros tienden a dividirse y seguir sus propios caminos; las líneas de la organización se organizan (se desarrollan) verticalmente, pero normalmente hay poca unión de los miembros individuales entre sí horizontalmente.

Un ejemplo clásico de esto son las divisiones y fracturas que ocurrieron en el Aikikai después del fallecimiento de Morihei Ueshiba. Más recientemente, se puede ver lo mismo ocurriendo en las organizaciones más pequeñas en los Estados Unidos a medida que sus líderes mueren, o incluso en organizaciones no-Aikikai, como se vio en los recientes cambios en la organización Yoshinkan.

国際合氣道連盟

International Aikido Federation (IAF) – 国際合氣道連盟

Hay una organización en el Aikido estructurada más horizontalmente: la Federación Internacional de Aikido, que es una mezcla de estructuras horizontales y verticales, pero voy a dejar eso de lado por el momento.

Por un lado, la IAF es una organización cuyos miembros son otras organizaciones, no practicantes individuales de Aikido. Por otro lado, la IAF se encuentra entorpecida por la normativa de cada país, lo que significa que en muchos países -sobre todo Estados Unidos- una proporción significativa de la población del Aikido, a veces incluso la mayoría de las organizaciones, no son reconocidas por la IAF Y no podran ser reconocidas por la IAF hasta que se cambien las directrices de funcionamiento de esta.

Por estas razones, hay muchos practicantes de Aikido individuales para quienes la IAF tiene poca o ninguna relevancia; la mayoría de los practicantes de Aikido en los Estados Unidos, me imagino.

De todos modos, la IAF esta muy ocupada estos días viendo como a los estudiantes de Aikido se les hace test de dopaje (también aquí, en el sitio web de la IAF) y asegurándose de que el Aikido tenga un lugar entre otras artes competitivas en el mundo deportivo (“A veces me pregunto en qué categoría ha caído hoy. Recientemente se ha celebrado un evento llamado Combat games. Me siento fuertemente en contra de la participación de la Federación Internacional de Aikido (IAF) en este evento, para mí no debería ser tema de discusión porque es obvio que esto es No lo que O sensei quería. Eso no es lo que debe ser. “- Yoshimitsu Yamada)

El Aikikai, sin embargo, es harina de otro costal. A veces puede no estar claro, pero (para Aikikai) sólo hay una persona en el mundo que puede publicar promociones de Dan (cinturón negro), y ese es el Doshu (actualmente Moriteru Ueshiba). Todos los demás, ya se trate de un instructor cuarto dan local o un famoso noveno dan, alumno de Morihei Ueshiba, simplemente emiten una “recomendación” para la promoción.

El rango, por supuesto, es el mayor (y quizás el único) sistema de control de la organización. Para aquellos que solo están interesados en ello (que no debería ser nadie, pero en realidad es casi todo el mundo), es una poderosa palanca.

Si estás interesado en cómo llegamos a este arreglo, hace un tiempo escribí un poco sobre el origen del sistema de clasificación en Aikido.

Las cuotas, por supuesto, están bajo el control de la dirección (a veces con paradas ocasionales en el camino …).

No hay prácticamente ninguna regla, ni regulación, ni supervisión, en el Aikikai. Es posible hacer casi cualquier cosa y todavía seguir siendo un miembro de Aikikai siempre y cuando no se fuercen situaciones. Eso es algo bueno, en cierto sentido, ya que ha permitido que el Aikikai exista como una gran organización paraguas en la que todos sus practicantes mantienen algún tipo de relación con Aikikai y la familia Ueshiba.

Por otro lado, la subida de la cuota de afiliación puede ser importante, y estamos en un punto en el que muchos están empezando a cuestionar el valor de esa relación (o lo han sido durante algún tiempo, en algunos casos).

En el pasado, la mayor parte o la totalidad del valor de una afiliación con el Aikikai estaba en la relación personal; por ejemplo: el Shihan X entrenó en Aikikai Hombu y siente la obligación personal de apoyarlos. Paga la subida de la cuota y mantiene una conexión personal basada en una relación personal con Morihei Ueshiba.

Bob, que entrena con Shihan X, no tiene ninguna relación personal con Aikikai Hombu, pero Bob paga porque su maestro paga. Después de todo, ese es el trato, y todo el mundo le gusta apoyar a su maestro.

Bill, que entrena con Bob, no tiene ninguna relación personal con Aikikai Hombu, su maestro Bob no tiene ninguna relación personal con Aikikai Hombu, pero Bill paga porque su Shihan X paga (a pesar de que está a un paso de distancia). Él puede quejarse un poco, pero así es como se hace, esa es la forma en que todos siempre lo hacen.

Bruce, que entrena con Bill, no tiene ninguna relación personal con Aikikai Hombu, su maestro Bill no tiene ninguna relación personal con Aikikai Hombu, el maestro de Bill, Bob, no tiene ninguna relación personal con Aikikai Hombu, pero Bruce paga porque … ¿por qué?

La cuestión es que no sólo la relación de Bruce con Aikikai Hombu es ya muy fina, sino que también es más que probable que en este momento el Shihan X, y posiblemente uno o dos de los otros eslabones siguientes en la cadena, ya hayan fallecido.

Este es el punto en el que estamos ahora en la historia del Aikido.

La mayoría de los practicantes de Aikido nunca han estado en el Hombu, y no tienen relaciones personales allí.

Envían dinero y reciben (por correo) un pedazo de papel de alguien que nunca los conoció y que no sabe quiénes son. En este momento, pasadas cuatro generaciones de Aikido, tenemos una situación en la que estos grados se emiten esencialmente por correo.

合氣道ハワイ2011年

Aikido Celebration Hawaii 2011 Poster

Si pusieras todos los sextos danes del mundo en una habitación, Moriteru Doshu sólo reconocería una pequeña fracción, y mucho menos conocería sus nombres. Esto es un hecho que conozco de primera mano por haber traducido para él en Hawai. Eso no es una crítica hacia el propio Doshu, sino que es un reconocimiento del hecho de que hay demasiada gente en el Aikido hoy y que ha crecido demasiado para que esas relaciones personales sean la base del vínculo organizativo con el liderazgo de Aikikai.

Pero ¿qué pasa con “Bruce”, con su muy, muy delgada relación con el Aikikai? ¿Recibe realmente algo de valor real de la organización?

Para la mayoría de los practicantes de Aikido, el único beneficio recibido del Aikikai en Japón es ese diploma expedido por correo, cuidadosamente escrito por alguien en la oficina de Hombu Dojo que no te conoce y no sabe quien eres.

Sí, la familia Ueshiba, Doshu y Waka-sensei, van al extranjero a enseñar seminarios. Pero la última vez que vi Moriteru Ueshiba Doshu enseñar una clase de seminario en el extranjero (febrero de 2011 en Honolulu) había casi quinientas personas en el tatami, y el acceso individual con el, para la mayoría de ellos era … inexistente. Cuando enseñó en París en 2004, hubo tres mil practicantes de Aikido allí y se puede imaginar cuánto tiempo había para la interacción personal.

Sí, hay otros buenos instructores en el Aikikai Hombu Dojo que también van al extranjero a instruir, pero en este momento en la evolución del Aikido hay instructores de igual o mayor calibre en el extranjero, y hay muchos más si la gente simplemente “aprobara” a los instructores sin “ojos de gato”.

Y sí, el Aikikai fue en gran parte responsable de la propagación del Aikido en el extranjero y el desarrollo de ese abundante número de instructores, a través de sus esfuerzos para enviar a instructores al extranjero. Sin embargo, para muchas personas eso es algo que ahora mismo pertenece a otras generaciones en el pasado; una vez más, la relación se está estirando.

Cuando “Bruce” abandona la organización porque no tiene ninguna relación personal con el Aikikai y recibe poco valor, le duele … muy poco, si es que realmente le llega a doler.

La mayoría de los nuevos estudiantes no tienen ni idea de lo que es el Aikikai y les importa todavía menos. Incluso he encontrado a Yudanshas que realmente no saben lo que es el Aikikai. Los estudiantes más viejos se pegan por su instructor, están allí porque disfrutan entrenando bajo su dirección, y sé que poca gente abandonaría a un instructor con el que gozan simplemente porque no enseña bajo la marca de fábrica de Aikikai.

Esto es un problema… es un problema para el Aikikai, y algo que además va a ser cada vez más difícil de arreglar , ya que el desgaste crece, y el Aikikai como organización se convierte en algo que ya no es relevante para la mayoría de los estudiantes de Aikido.

¿Qué hay que cambiar? Creo que es algo que tendría que ser dirigido (pero no dictado) por el Aikikai, y apoyado popularmente por los miembros.

Como puntos a tener en cuenta, hay una serie de modelos de organizaciones profesionales exitosas que unen a personas de metas e intereses comunes en una estructura que proporciona beneficios reales a sus miembros.

También hay una serie de modelos de organizaciones exitosas de revisión por iguales y de acreditación que mantienen estándares de calidad y currículo entre las organizaciones educativas de una manera justa e imparcial, de nuevo, proporcionando un beneficio real a los miembros de esa organización, y, tal vez, proporcionando una lección sobre cómo dar sentido a un sistema de licencias real.

Una cosa de la que personalmente estoy totalmente seguro es que seguir funcionando como una organización tradicional japonesa de estructura piramidal, donde el principal beneficio de estar en la organización es … estar en la organización, no va a funcionar bien por mucho más tiempo.


Published by: Christopher Li – Honolulu, HI

I hope that you enjoyed the article! Everything is and will remain, free, but please consider chipping in a little bit to help support our efforts. Every donation (even $1) is greatly appreciated and helps to cover our time and server costs. The more support that we get the more interesting new content we can get out there!

Thanks,

Chris

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *